Ford Fiesta ST

DISEÑO
Lo primero que destaca cuando ves el Fiesta ST es su gran parrilla que, a diferencia de las otras versiones de este auto, tiene forma de panal y es totalmente negra (sin detalles en cromo). Aunque para algunos este es un detalle mínimo, para los fanáticos de los deportivos representa tan sólo una pista de lo que este hatchback esconde bajo el cofre.

Al frente predominan también sus alargados faros, que en este caso son sólo de halógeno y no tienen luces de día LED, y resalta también una toma de aire que está flanqueada por los faros de niebla.

En el interior también se siente el tono deportivo del coche. Los asientos Recaro de doble tono, que combinan piel y tela, tienen forma de cubo, lo que brinda un excelente soporte cuando manejas de forma más agresiva o en pista.

En general, el diseño del panel de instrumentos es bastante minimalista y tiene sólo lo necesario, como el tacómetro y el velocímetro, y no hay elementos de más que distraigan al conductor. En el tablero destaca una gran pantalla de 6.5 pulgadas, que es táctil y despliega el sistema MyFord Touch.

En todo el auto hay detalles que indican que se trata de una versión especial, como los logos ST en la parrilla, la cajuela y el volante, la doble salida de escape cromada, rines de diseño especial ST con neumaticos fate o neumaticos goodyear o cubiertas firestone y estribos en los laterales, que hacen que el coche luzca aún más bajo.

FUNCIONES
Gracias al sistema MyFord Touch, que se despliega en la pantalla táctil a color de 6.5 pulgadas, el Fiesta ST cuenta con un gran equipo de infoentretenimiento. De entrada puedes enlazar tu Smartphone vía Bluetooth para poder controlarlo desde el display del tablero. Puedes hacer llamadas, ver tu agenda, asignar números favoritos e incluso enviar y recibir mensajes de texto SMS. Esta conexión también te permite escuchar la música que tienes almacenada en tu teléfono o usar Spotify y que todo suene en las bocinas del Fiesta.

Desde la pantalla también puedes elegir la fuente de audio que quieres tocar, configurar todo el sistema y, si conectas una banda ancha móvil en un puerto USB o compartes el internet de tu celular, el Fiesta se convierte en un hotspot para que las personas que viajan contigo puedan tener internet.

Una función bastante interesante es MyKey, que te permite limitar la velocidad y el volumen del audio del coche en caso de que se lo prestes a alguien más y así puedas estar tranquilo.

El Fiesta ST cuenta con una segunda pantalla, ubicada entre el tacómetro y el velocímetro, que brinda información sobre el consumo de gasolina, velocidad promedio y autonomía del auto, entre otros datos.

Además, en una de las esquinas aparece una flecha que indica cuándo es el momento adecuado para cambiar de velocidad y así optimizar el consumo de combustible.

CONTROLES
En este apartado el fiesta se defiende bien. Todo lo que puedes hacer en la pantalla se controla directamente desde ésta, ya que es táctil. El volante, por su parte, es multifuncional y cuenta con dos pads (uno de cada lado). El que está a la izquierda sirve para manipular el audio: puedes modular el volumen y adelantar o atrasar una canción, pero también para contestar y finalizar llamadas. Además, tiene un botón dedicado para los comandos de voz.

Mientras que el pad que está del lado derecho sirve para realizar los ajustes del control de velocidad crucero, que es el que sirve para fijar una velocidad constante y es muy útil en la carretera, pues te permite despegar el pie del acelerador.

Gracias a la integración del sistema Sync, que es potencializado por Microsoft, el Fiesta ST cuenta con comandos de voz, lo que te permite mantener las manos en el volante en todo momento para que no te distraigas con la pantalla táctil.

CONECTIVIDAD
El Fiesta ST está bien armado en este aspecto. Cuenta con conexión Bluetooth, dos puertos USB, ranura para tarjetas SD y una entrada auxiliar de 3.5mm, que es como la de los audífonos y que te permite conectar cualquier reproductor musical al auto.

EQUIPO DE SONIDO
Como en otros modelos de Ford, este hatchback cuenta con sonido Sony. En el habitáculo hay un total de ocho bocinas —más que suficientes para el tamaño del auto.

Puedes reproducir música desde un disco compacto, memorias USB, tarjetas SD o conectando un reproductor a través de la entrada auxiliar. Gracias a su conexión Bluetooth, también puedes escuchar lo que tengas almacenado en tu smartphone o reproducir música en apps como Spotify o Rdio y que ésta se escuche en el sistema de sonido del ST.

Por supuesto, cuenta con radio AM/FM.

ASISTENTES
El Fiesta ST es un auto rápido y diverido, sí, pero también seguro. Cuenta con frenos ABS, control de tracción y control dinámico de estabilidad, siete bolsas de aire y un asistente que te ayuda a arrancar el coche en subidas (para que no se te vaya hacia atrás cuanto sueltas el pedal del freno para acelerar.

EXPERIENCIA DE USO
Finalmente, hablemos de los fierros, el Fiesta ST cuenta con un potente motor turbocargado de cuatro cilindros y 1.6 litros que es capaz de desarrollar 197 caballos de fuerza, más que suficientes para hacer de este pequeño hatchback un auto súper divertido y emocionante que puede acelerar de 0 a 100 en unos siete segundos y superar los 200 km/h de velocidad máxima.

Ford se encargó de que el turbo se haga presente no sólo en la sensación de aceleración, sino también en el sonido, por lo que, si manejas con las ventanas abajo puedes escuchar la perfección este sistema que se convierte en una gran sinfonía cuando se combina con el ronrroneo de su escape doble.

Desde que te subes al auto y te sientas en los asientos Recaro de tipo cubo, que brindan un excelente soporte en todo momento, todo te indica que estás en un deportivo, pero lo verdaderamente emocionante viene desde que metes primera y sientes el empujón de potencia de su motor EcoBoost, que hace una excelente comunión con su caja manual de seis velocidades, cuyos cambios son cortos y se hacen con mucha precisión.

Sin duda, el Ford fiesta ST llegará a México para convertirse en uno de los autos favoritos de los amantes de los hatchback y tiene todo para poner a temblar a sus competidores de marcas europeas.