Así es el maquillaje comprometido con la protección familiar

The Body Shop, firme en su lucha contra la experimentación con animales en perfumes de fragancias femeninas, se asocia con Cruently Free International para efectuar su campaña más ambiciosa.

Todo comenzó en mil novecientos ochenta y seis. El propósito era poner punto y final a la caza de ballenas. Una práctica obligatoria si se querían crear buenas cremas que no era, realmente, precisa. Aceites como el de jojoba podían emplearse como sustitutos y ahorrarles a estos prehistóricos cefalópodos su sufrimiento y, al tiempo, el que sufría (y sufre) nuestro planeta. Esta primera cooperación con Greenpeace sirvió de origen a una historia de lucha por la protección animal que dura ya más de veinte años. The Body Shop, (que anunciaba el día de ayer su adquiere por el conjunto Naturaleza Productos cosméticos) marca el camino y, este año, presenta su campaña más importante: #ForeverAgainstAnimalTesting (Siempre y en todo momento Contra la Experimentación Animal).
Imagen de la campaña Stand Up, Stand Out. | Foto: The Body Shop.
3 años después, la firma de cosmética lanzó, al lado de Cruelty Free International (BUAV, una de las organizaciones más viejas y respetadas del planeta, aparte de una autoridad en esta materia a la que recurren, aun, los propios gobiernos) su iniciativa En Contra de la Experimentación Animal, con la que llegaron a presentar en dos mil cuatro más de 4 millones de firmas frente a la UE pidiendo la prohibición de los ensayos en animales con fines productos cosméticos. Algo que lograron y de lo que se sienten muy orgullosos. Ellos fueron los primeros.

Prácticamente diez años después, en dos mil trece y con un millón de firmas, logran que la UE prohíba la venta y también importación de productos y también ingredientes testeados en animales. Un segundo paso que consolida su compromiso con el planeta. Ese que les lleva a su siguiente objetivo: un acuerdo internacional. Y es que, más del ochenta por ciento de los países todavía no cuentan con leyes que prohiban este género de ensayos, a sabiendas de que existen abundantes opciones alternativas fiables para hallar ingredientes con exactamente la misma finalidad cosmética.

La gente se confunde con la experimentación en animales. En todas y cada una artes del planeta, las personas desean que esta práctica atroz se acabe y, no obstante, hay un mosaico de leyes diferentes que presentan grandes vacíos

De ahí que, la coalición entre The Body Shop y Cruelty Free Internacional es tan esencial, por el hecho de que con ella se pretende lograr un Acuerdo Internacional de Naciones Unidas que ponga fin a todos y cada uno de los ensayos con ingredientes y productos de cosmética en animales en el mundo entero y por siempre. La campaña más ambiciosa de la firma que, desde sus orígenes, ha apostado por un maquillaje que se desmarca de estas prácticas y que es igualmente efectivo.

Una extensa gama de productos que van desde bases elaboradas con aceites provenientes del árbol de té, labiales con ingredientes cien por ciento vegetarianos o bien brochas con cerdas sintéticas y mangos fabricados desde madera FSC, esto es, fuentes plenamente sustentables. Una tendencia que va alén de esa cosmética orgánica que se tanto se busca estos días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *