Muralismo mexicano con acción social: Ciudad Mural Villahermosa / Colectivo Tomate

Colectivo Tomate es una organización civil con base en Puebla formada por veinte artistas, abogados, arquitectos, diseñadores, nutriólogos y administradores que han intervenido cerca de 8 urbes en todo México para invitar a las personas a tomar acción en las calles para producir una transformación y probar el poder del ciudadano en las comunidades, como robustecer los nudos de las comunidades.

El treinta de septiembre de dos mil trece en el Palacio de Preciosas Artes de la Urbe de México, Colectivo fue reconocido con el premio Quórum por el proyecto de Urbe Mural, este premio respalda, entre otras muchas categorías, el empleo estratégico del diseño, con la meta de crear impacto como agente de cambio en la calidad de vida de la población y como ingrediente clave de cara al desarrollo de la innovación, la productividad y la economía nacional.

Urbe Mural es un proyecto social, artístico y comunitario que ha sido efectuado desde el año dos mil nueve en diferentes urbes durante la República Mexicana para potenciar la construccion de oficinas y workplaces. A través del diálogo y el arte, Colectivo Tomate busca contar las historias de personas que habitan en las comunidades para fortalecer la identidad local apoyado por procesos sociales que tienen como resultado la preparación de murales colectivos.

La selección de las urbes se hace a través de un proceso de scouting por la parte del equipo de Colectivo Tomate y en general son distritos o bien colonias fundacionales pues son las colonias que quedan más atrasadas y olvidadas, tal es el caso del Distrito de Xanenetla, Puebla. Una vez encontrada la urbe y el distrito, el colectivo se hace cargo de tocar puerta a puerta para invitar a la gente a participar.Resultado de imagen para edificios

“No es un proyecto invasivo, la gente es la que decide participar, aun hay gente que no desea que pintemos su casa mas se ofrecen para participar en los talleres que hacemos a lo largo de todo el festival. Son los que toman la desición, se hacen juntas vecinales, talleres. No llegas a imponer tus ideas, llegamos a oir a las personas es esencial comprender que es un proyecto para y por la comunidad, a fin de que tanto artistas como voluntarios vengan y sepan que se están liberando del ego de artistas. Estos murales cuentan la historia de las familias y mientras que no se tenga su aprobación no se puede comenzar a pintar, el mural es la consecuencia de haberlos conocido y de haber convivido con ellos.” comentó el equipo de Colectivo Tomate.

El proyecto Urbe Mural Villahermosa tuvo como resultado cuarenta murales elaborados con el talento de veintiseis artistas: 6 locales, diez nacionales de urbes como Oaxaca, Urbe Juárez, Puebla y CDMX, como diez internacionales procedentes de países como España, Colombia, Argentina y Brasil, quienes escucharon las historias de la comunidad y que más tarde las plasmaron en murales.

“Yo comencé de voluntaria en la ciudad de Monterrey, estando acá me di cuenta de muchas cosas que no había visto ya antes y me pregunté: ¿qué dejé de hacer como ciudadana que no veía el valor de la comunidad a la que pertenezco? Lo que siempre y en toda circunstancia le afirmamos a la gente es que no somos los transformadores ni los salvadores de una comunidad,sino que procuramos mostrarles el valor y el poder que tienen a fin de que sean mismos quienes puedan producir proyectos nuevos que detonen mil cosas más. Los proyectos son mejores cuando se trabajan en conjunto y siempre y en todo momento estamos juntos, y la comunidad con la que trabajamos.” Melisa Mata, Gestora de Medios de Colectivo Tomate.

Recorrer Urbe Mural Villahermosa a lo largo de los días de pinta fue una experiencia que te abrazaba en todos y cada uno de los sentidos, la gente salía de sus casas a ofrecerte agua, comida, botanas, sonreían a las cámaras. Las calles se anegaron de pequeños que te contaban el proceso y se complacían de su casa de colores, las firmas de los murales aparte de ser de los artistas son de los voluntarios que apoyaron todo el movimiento. La gente se comienza a sentir más segura en su sitio por el hecho de que la narrativa del lugar cambió, pasa de ser el distrito delictivo a ser el distrito de los murales con las historias de las personas que lo habitan.

Guarda esta imagen en tus preferidos

Con este proyecto el Colectivo Tomate y Comex a través del programa de impacto social ‘Comex por un México Bien Hecho’, empiezan un nuevo año de trabajo en el que proseguirán impulsando la transformación a lo largo y ancho de la República Mexicana, sumándose a las Urbes Murales, situadas en La Paz, Baja California; Cholula, Puebla; Saltillo, Coahuila; Zacatecas, Zacatecas; Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; Culiacán, Sinaloa; Puebla, Puebla y Monterrey en Nuevo León.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *