¿Cómo abrir una franquicia?

Saber qué es una franquicia: Ya antes de empezar la aventura, tienes que saber lo que es una franquicia. Una franquicia es un género de contrato mercantil entre empresas, el franquiciado y el franquiciador. Con su asociación ambas partes consiguen beneficios, por una parte, el franquiciador consigue expandir su marca, al tiempo que el franquiciado consigue un porcentaje de las ganancias, una imagen de marca afianzada, soporte, cartera de productos y/o servicios, y el respaldo de una empresa con experiencia y éxito.

Evaluación de uno mismo: Ahora que ya sabes lo que es una franquicia, y ya antes de ponerte a examinar los campos, debes examinar tus posibilidades y tu perfil como franquiciado, puesto que aunque un franquiciado es un ente independiente societariamente, ha de estar presto a aceptar una serie de reglas, pautas internas de la red de franquicias marcadas en el contrato. Esto significa, que las decisiones las acabará tomando el franquiciador por el bien la red.

Es importante asumir este punto, sino más bien lo tienes claro, lo mejor es desechar la opción de franquiciar y emprender por tu cuenta.

Asimismo has de ser siendo consciente de tu nivel formativo y tu experiencia, tanto en el mundo de los negocios como en el campo donde pretendes adentrarte. Los especialistas aconsejan emprender en actividades afines a las actitudes y destrezas de los emprendedores.

Además vas a deber tener una enorme capacidad para aprender y adaptarte a los cambios que van a marcar tanto el mercado como la central franquiciadora.

Busca del sector: Una vez tenemos estos aspectos claros, es hora de buscar el ámbito y el negocio que deseamos abrir, qué género de empresa podría marchar, observando las oportunidades de crecimiento dentro del mercado, y todos los recursos que se marchan a necesitar para su puesta en marcha, como los recursos de los que dispones para hacer en frente de la inversión, no solo la inversión para arrancar el negocio, sino más bien asimismo los recursos para soportar hasta que lleguen los clientes.

Evaluar la franquicia elegida: Además, es esencial que en el momento en que te decidas por el sector, estudies sobre la franquicia y el franquiciador, su situación financiera, situación a nivel de marca en el mercado, innovación, forma de trabajo, conocer la central y las intalaciones… Puedes solicitar información para montar una franquicia de Yoigo K-Habls en http://www.k-habls.com/k-habls-lp/emprende

Firmar el acuerdo: Y por último, dar el paso. Escoger la forma jurídica, establecerse como autónomo o bien constituir una sociedad mercantil, firmar el contrato, que regulará la relación jurídica entre el franquiciador y el franquiciado, su relación empresarial, los derechos y obligaciones a cuyo cumplimento se comprometen las dos partes.

Know know: Tras la firma del contrato, ya estás listo para arrancar con el negocio, no sin antes haber establecido el know know, el conocido saber hacer de la marcar, asesoramiento, apoyo y capacitación.