¿Crees que operarías y harías mejor trading con 200.000 dólares?

Hoy me ha preguntado el primo de mi vecino (no va con segunda intención…) si yo pensaba que el no tener una cuenta con un capital demasiado grande,era la causa principal de que mucha gente no consiguiera ser consistente o ganar haciendo trading y me decía que si él tuviera una cuenta de por ejemplo, 200.000.- euros o 200.000.-dólares, «volaría» y sería el rey de los mercados….


1-1-1068x793

A menudo en la vida y en el tráding, perdemos concentración y energías que nos podrían resultar necesarias para nuestro devenir cotidiano y para nuestras operaciones, en divagaciones absurdas relativas precisamente a lo felices que seríamos si tuviéramos unas posesiones materiales mucho más cuantiosas que las poseemos, si nuestro físico o nuestra mente fuera de otra manera, si fuéramos más listos o más guapos, si tuviéramos más tiempo o más ocupaciones, o si poseyéramos una cuenta para tradear con varios cientos miles de dólares…
Nos autoconvencemos de que entonces, y solo entonces, seríamos definitivamente felices sin esforzarnos lo más mínimo: si nos acompañara la riqueza, el físico, la mente, si tuviéramos un don especial, si fuéramos ricos y tradearamos con un colchón tan grande que nos permitiera saltar disfrutando de un mercado a otro cargados de contratos que harían crecer aún más nuestra ya abultada cuenta…
Es bonito (y hasta necesario), soñar de vez en cuando. Pero la visión de ese sueño (que por cierto, si nos esforzamos, creemos y perseveramos lo suficiente, puede llegar algún día) no puede suponer una traba y un menoscabo en nuestras vivencias y en nuestro modo de operar. El no poseer tanto dones, materiales, físicos o crematísticos, no puede hacer que nos agobiemos, que nos deprimamos o desanimemos pensando que no vamos a llegar nunca al fin del camino, que no vamos a conseguirlo porque no somos ricos, porque solamente pueden vivir del tráding los que han comenzado con una cuenta de cientos de miles de euros o de dólares, y lamentarnos, y no avanzar porque nos supera la pena de no poseer esa cantidad y pensamos que con menos va a ser imposible conseguirlo…
Si yo fuera, si yo tuviera, si yo…Al menos en mi caso, puedo decir que pese al tópico, el tamaño no importó demasiado, porque mi primera cuenta, con la que empecé a operar fué exactamente de 200.000 usd, y como en esa época ni me había formado (luego hice cursos, pero algunos, como ya he contado muchas veces y para la de miles de euros que me costaron, mejor no haberlos hecho…), ni tenía un plan de trading, ni reglas, ni disciplina, ni un sistema ni…),por lo que conseguí unos resultados absolutamente catastróficos…
Después de todo el camino recorrido y hoy, con una cuenta infinitamente inferior, pero con un saldo mucho mayor en horas y experiencia,mis resultados son muchísimo mejores, y la consistencia la he logrado quitando muchos ceros a esa cantidad…pero aprendiendo de los errores y reafianzándome en los aciertos…
Muchos compañeros y muchos alumnos también me comentan lo mismo que el primo de mi vecino: si tuviera más dienero, si mi cuenta fuera mucho mayor, si tuviera, si fuera, si …
De nada lamentarnos por tener que operar con una cuenta mucho más reducida y tener que esforzarnos mucho más.De nada vale lamentarse de lo que no tenemos si eso nos crea una teleraña que nos impide ver el precio, la realidad del mercado, que hay operaciones cada día y que antes del 3 están el 2 y el 1, y que luego, tenemos que ser pacientes y buscar el 4, el 5….
Todos tenemos derecho a nuestra porción del pastel. ¿Qué hay quien de golpe se come una tarta entera cada día? Conformémonos con llevarnos muchos días incluso algunas migajas, y con no tener que aportar esos días en los que se nos va la cabeza una pastelería entera para que se la coman los otros…
Igual suena raro a algunos pero he visto a gente fundirse literalmente cuentas con muchos ceros detrás, y que pensaban comerse el mundo, y que luego, tras resurgir de sus cenizas asumiendo su errore, han logrado acumular operación a operación un capital más que decente partiendo casi desde la miseria, y otros que empezaron con una cuenta ínfima, y aprovechando el (buen) apalancamiento y con disciplina y esfuerzo, llevan ya tiempo viviendo de ésto dignamente, o como mínimo, obteniendo una buena rentabilidad acorde a sus esfuerzos y dedicación.

Tags: curso de tradingcurso trading online forex, curso forex