Carlin afianza su liderazgo

El líder español de papelería y material de oficina pretende vestir el maillot amarillo durante mucho tiempo. Con presencia en todas las capitales de provincia y un ritmo de apertura de una franquicia a la semana, Carlin se ha marcado los objetivos de acabar el año con 500 puntos de venta y aumentar notablemente sus negocios fuera de España.

«El año 2006 ha sido el mejor desde el nacimiento de Carlin», afirma orgulloso el fundador y director general de la compañía, José Luis Hernández, desde la sede corporativa en Villaviciosa de Odón, cerca de Madrid. Durante el año pasado, Carlin abrió 40 nuevas tiendas, y las compras de los franquiciados a los proveedores aumentaron un 30%.

Nacida en 1989 y bautizada con los nombres de Carmen y Linda, esposas de los dos fundadores de la empresa (el propio Hernández y el estadounidense Mark Baccash, hoy fuera del proyecto), Carlin ha logrado tejer en menos de 20 años una red de autoservicios de papelería, material de oficina y consumibles informáticos que ya forman parte del paisaje urbano español. La compañía tiene 460 puntos de venta -de ellos 40 repartidos entre Portugal, Andorra, Francia y Marruecos-, y sus directivos proyectan expandir la marca en más países de la UE y en América Latina. Las tiendas de Carlin, dirigidas principalmente a profesionales y pequeñas y medianas empresas, dan empleo a unas 2.000 personas.Carlin afianza su liderazgo

Limitado hasta hace unos años a las tiendas de barrio, el sector de la papelería está en ebullición. Hay dos franquicias que presentan batalla al líder: Pickin’ Pack, con 140 puntos de venta, y Folder, creada por socios de Carlin que abandonaron la compañía por discrepancias con Hernández. Con más de medio centenar de establecimientos, Folder logró llevarse consigo a varios franquiciados de Carlin, cuestión que esta última ha llevado a los tribunales.

A la pregunta de cuáles son las claves del éxito de Carlin, Hernández responde en primer lugar que sus franquiciados, por pequeños que sean, se convierten en mayoristas en el momento en que hacen su primer pedido. «Las condiciones con nuestros proveedores son las mejores del mercado», afirma este vallisoletano de 64 años, propietario al 50% de la empresa franquiciadora, Carlin Ventas Directas, junto a un inversor francés que quiere permanecer anónimo.

Otra cuestión que Hernández considera fundamental es haber creado, con grandes franquiciados y distribuidores integrados en Carlin desde su nacimiento, un equipo que participa en la toma de decisiones sobre altas y bajas de proveedores y productos de catálogo, y que asiste a ferias de franquicias para promocionar la marca. «Son defensores del proyecto incluso más que yo mismo», dice. Ver guia de franquicias en http://www.gaf-guidefranquicias.com/.

Para aprovechar sinergias y diversificar su oferta, la compañía ha incorporado recientemente a su catálogo varias novedades. Las tiendas Carlin han comenzado a ofrecer todos los productos y servicios de Telecor, filial de telefonía de El Corte Inglés, con lo que los clientes podrán, por ejemplo, solicitar la instalación de una línea ADSL o recargar sus tarjetas telefónicas. También ha firmado un acuerdo con Hewlett Packard para vender material informático a precios de descuento y, gracias a una alianza con Chronoexpress, la filial de paquetería urgente de Correos, las tiendas Carlin ofrecerán a sus clientes la posibilidad de hacer envíos a cualquier punto de España en 24 horas.